Qué aprenden en Educación Física los más chiquitos

22 Abril, 2019
Los más chicos desarrollan propuestas de exploración, reflexión y comunicación.

Desde sus primeras experiencias en el Nivel Inicial, los más pequeños participan de las clases de Educación Física con propuestas pedagógicas que les permiten explorar, reflexionar, experimentar y comunicarse en un clima esencialmente lúdico.  

La Educación Física contribuye a la formación integral de los niños y niñas, a quienes se los considera en todas sus dimensiones para lograr el desarrollo de su individualidad y su aspecto relacional.

A través de prácticas corporales podrán conocerse más, desarrollar sus habilidades, jugar, explorar el ambiente y expresarse de distintas formas.

Desde esta perspectiva se enriquece la experiencia corporal y motriz, mediante la construcción de saberes que les permitan conocerse y sentirse bien en y con su cuerpo, desenvolverse en distintos ambientes y relacionarse con los otros.

En los Jardines de Infantes los niños tienen dos clases semanales de 30 minutos cada una. 

Algunos de los juegos y actividades que se desarrollan permiten: 

  • Cuidar el propio cuerpo y el de los demás.

  • Resolver desafíos que permitan desplazarse variando direcciones y sentidos.

  • Explorar diferentes formas de equilibrio que permitan desarrollar la confianza en sí mismos y ser cada vez más autónomos.

  • Lanzar de diferentes maneras variando direcciones y distancias para descubrir nuevas alternativas.

  • Desarrollar habilidades motoras que permitan identificar y emplear con seguridad nociones de adentro-afuera, arriba-abajo y adelante-atrás que serán significativas para otros juegos y tareas.

  • Participar en diferentes tipos de juegos individuales y grupales.

  • Explorar las habilidades motrices básicas necesarias para el desplazamiento cuidadoso en diferentes espacios.

  • Identificar normas referidas al cuidado del ambiente.

  • Participar en tareas motrices que permitan el disfrute de la naturaleza.

  • Experimentar juegos cooperativos en relación con el ambiente natural.

  • Construir hábitos, desarrollando actitudes de cuidado de sí y de los otros.

  • Valorar la importancia de que todos estén incluidos en las propuestas y colaborar para que siempre sea así. 

  • Jugar con variados elementos para que todos, y cada uno a su tiempo, puedan aprender.